Ama–Zonia 3.0 - Realidad Real


Esta antología es una muestra de lo realizado en el taller de poesía Pájaros Locos coordinado por Romina Freschi durante el año 2008.

Un taller implica una práctica constante, de escritura, de lectura y de discusión sobre la poesía y más que nada sobre nuestras vidas y aquello que, con la poesía, logramos llevar a la realidad para transformarla. En un mundo donde el intercambio redunda de virtualidad y ésta se nos impone como modo de relación, en el taller tratamos de trascender esas mediaciones y llegar, con la práctica, a una construcción original, propia, real. En el año 2008, la antología se presentó en la Gráfica Patricios, es decir, el taller se mudó a la fábrica y por unas horas nos propusimos encontrarnos con otros para mostrar nuestro trabajo y trabajar en conjunto.
Agradezco a todos y cada uno de los pájaros locos por su amor a la poesía, al programa Todos Al Amazonas y en especial a María Gutiérrez, la Gráfica Patricios, Mirella Musri (logo ilustrado), Juan Bracco, todos los participantes del festival, mi familia y claro, mi hija Luisa, la más real de mis inspiraciones en este momento.

Romina Freschi
mosquitodragon@tutopia.com
http://www.freschi.blogspot.com/

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Celeste Diéguez

Los blancos

todo ordenado dispuesto expuesto todo buscando que enganche que encastre que cierre que cubra los blancos fractura el cristal tras los ojos comienzan esos pasos en las dependencias de servicio uno echa los cerrojos olvida los saludos inicia y deja quieto el rictus el gesto juega con la neurosis como con pelotas y se mete en el agua cada vez con màs piedras más peso en los bolsillos probando jugando rompiendo el hígado rítmico sangrando esteroides sin nunca cicatrizar heridas que se reproducen copulan es que no puedo no podré comunicarme más es que no hay formas

quienes somos
nos hemos enfermado en el viaje
nunca una sola letra nunca una sola cara
nunca identidad homogénea
una gran confusión
esfuerzos concatenados por el disenso.

cuando me acerco al pasado pierdo fuerza
me estabilizo en alguna isla moderadamente fértil
algo móvil con marcas emocionales a prudente distancia
del sol
ningún abandono
todas las niñitas
todos los padres


*
ser un poco de carne golpeada para milanesas y decirlo y si esa carne camina y piensa y si ese rebozador me dio el rebozo necesario para cubrirme de las inclemencias y claro también esa carne machucada ha digamos parlamentado un poco con la vida para que le permita digamos una modesta felicidad o forma parecida de paz aunque la felicidad no es justo eso para esta carne que ha sido martillada hasta achatar hasta confundir digo su textura su forma original digamos con un martillo que camina y ha tratado de pactar con la vida una paz que aunque no la haga feliz al menos una milanesa y un suave velo de rebozador que ha tapado las marcas digamos de la machucación y uno parece que camina y habla y martilla digo aplasta de algún modo los nervios que puedan haber quedado un poco levantados y si uno después del estado carne después del estadío milanesa y martillo uno ya camina digo aunque se le escape un poco de rebozador que en un momento cubrió la superficie las marcas pero que ahora por ahí está un poco marcando otra vez la carne que machuca en la paz machuca pidiendo pactando un poco si ese es el costo de la felicidad y la paz no parece tan tentadora que aunque sea la machuquen la golpeen de nuevo uno inflinge a la carne la marca en la propia marca del golpe otro golpe digo si uno martilla y golpea la paz hasta hacerla marca milanesa y esparce suavemente rebozador por todas sus acciones así casi como arena para borrarlas para borrar las marcas para que no puedan perseguirla a ella pobre carne ya mancillada y golpeada un poco negra ya del uso pero uno sabe que sigue que va a volver a permitirlo de nuevo a penas pueda martillar y uno empieza a golpearse por anticipado y se ve la carne en el espejo y ve las marcas aunque no se vean aunque parezca paz pan rallado rebozada ya por el tiempo uno se mira y están allí el costo el pacto por haber parlamentado en algún momento antes y después del golpe con la felicidad a costa de marcas y martilleos uno que es terco golpea y golpea su carne la milanesa rebozando allí los errores y caminando con esa carne encima con el alma negra machucada pero tapando con el rebozador lo que está incrustado sequitas y crujientes milanesas .

El desorden se ha impuesto iupiiiiii!!!!

cortizonas

ojalá el señor philip morris no me traiga cáncer ojala cojer no me de sida ojala que cuando termine esté saldada con todo lo que se me ocurrió imaginar
ojala esto no sea todo.

el puente de luz sutilísimo acristalado esférico el haz que filamenta cada una de nuestras miradas fluyendo danzando en el espacio polvo suelto que apenas es.

sentir el ahogo todas las mañanas todas las noches eclipse elipse
hemofílica imantada herbívora
omnívora
elemental estúpida tan
estúpida
tan baleante
sola haciendo juegos
con la existencia, hermana.

nena cachorra despeluchada abstemia helénica heresiarca ambigua peluca temo tanto el dolor corazón sorda sordina empenachada de lutos putos duelos sucesos sucesivos hombres mal enganchados en pequeños anzuelos mochos

ojo de pez en el pinche saliva
averigua
cosas que no debía
tenia que recoger el sedal e irme
irme
no hay pique
salame
no entendés
estas esperando que llueva nena?

esquivo herrumbre de besos esquizos
y, borro
corro
por la avenida de las palmeras
califórnica, rolleando
mis piernas musculosas y tostadas
esta es tu dirección pero ya no estás
el ritmo de la calle
es otro
y salgo
a ver que puedo hacer ahora
que ya no tengo a quien llamar
por mi nombre
de pila.

cuando me acerco al pasado pierdo fuerza
me estabilizo en alguna isla moderadamente fértil
algo móvil con marcas emocionales a prudente distancia
del sol
ningún abandono
todas las niñitas
todos los padres

lo hiciste lo hiciste otra vez pusiste tu aliento en el lugar equivocado pasaste de largo donde deberías haber doblado estúpida dama que en el fondo sigues creyendo
en esas viejas historias

corrés entres las brumas del muelle solo flexionás tus tobillos como en un sueño saltás al final siempre se salta al final
nunca se termina de caer en los sueños allí te despertás sin saber si el viaje terminaba en vocal o en consonante.
en bocal.

un punto abajo te digo tu actitud me confunde así que en este juego retrocede tres casilleros
perdés la mano
que te iba a tocar muchísimo.

lengua perezosa desliza aspereza piercing pasti cielo enormes ventanales de ciudad se abren al campo recién llovido hay sol damasco también y morosidad renuente risa frutas muy maduras alimento del jugo níspero espero dilait como una arcilla o masa de fideos muy bien hecha para el amor.

alzáme en tu cadera como bebé, solo mirar sobre tu hombro mientras me llevás adonde quieras, mirar desde mi arrecife ,mi atalaya lo que se queda ,lo que no extrañaré adonde vamos.(¿)

ciervo pajarito medusa todos animales desmañados sutiles y aterciopelados al tacto.

caléndula girasola gerania
garza avispa plumada
encinta de palabras que decirte si tengo suerte esta vez

cara de pequeño pony
consternado
eso sos un pequeño pony
buscando pastitos tiernos
con tu pelo rosita o verde
y un tatuaje en la cola
de estrellas o lunas
naif
te peinaría te haría moñitos
hasta el cansancio te haría caminar con tus patitas rígidas e iguales
sobre mi acolchado
de plush
pony!!
eres un caballito
galopa!!ª!

amen
ustedes
yo
ya amé.

pensé en
adoquines
empozados
un foso
samara y yo.
jugamos
al dígalo con mímica

justo
el alien mueve
la cola
en tu boca

odio a la gente que quiere entablar conversaciones banales
en lugares públicos?
acaso no saben que moriremos?

*
Profundo perfumado en el liquido suspenso un clon que sabe a sal y orines un germen de antiguos pensares idearios precipitados de pasiones horadadas solapado celular in tacto embiste categorías y plumosas bránquias en mí glóbulos espinas ultramarinas trazan grafías de fluorescente polvo ochentoso en fondo oceánico de raro oxígeno habitado por medusas y carpas ululantes ahí la que fuí bailará por siempre aquellos ritmos olvidados enjoyada en metales mohosos vacía de cuencas nudosa cabellera resplandeciendo en algas y coral mordido. Allí junto a un cofre terrible púbico y pánico con la lengua cortada rota he cantado; todavía hay ecos en las burbujas aún mi leyenda circula en el Palacio de las aguas corrientes.



Más para leer en pájaros locos

Celeste Diéguez (1979, Chascomús) Reside actualmente en Barracas. Editó La enfermedad de las niñas
www.celestedieguez.blogspot.com

No hay comentarios: