Ama–Zonia 3.0 - Realidad Real


Esta antología es una muestra de lo realizado en el taller de poesía Pájaros Locos coordinado por Romina Freschi durante el año 2008.

Un taller implica una práctica constante, de escritura, de lectura y de discusión sobre la poesía y más que nada sobre nuestras vidas y aquello que, con la poesía, logramos llevar a la realidad para transformarla. En un mundo donde el intercambio redunda de virtualidad y ésta se nos impone como modo de relación, en el taller tratamos de trascender esas mediaciones y llegar, con la práctica, a una construcción original, propia, real. En el año 2008, la antología se presentó en la Gráfica Patricios, es decir, el taller se mudó a la fábrica y por unas horas nos propusimos encontrarnos con otros para mostrar nuestro trabajo y trabajar en conjunto.
Agradezco a todos y cada uno de los pájaros locos por su amor a la poesía, al programa Todos Al Amazonas y en especial a María Gutiérrez, la Gráfica Patricios, Mirella Musri (logo ilustrado), Juan Bracco, todos los participantes del festival, mi familia y claro, mi hija Luisa, la más real de mis inspiraciones en este momento.

Romina Freschi
mosquitodragon@tutopia.com
http://www.freschi.blogspot.com/

miércoles, 12 de noviembre de 2008

María Eugenia Pérez Tomas




Río
Me río entre mis senos de letras revueltas
(me) entretengo de a cenas
Me miro boquiabierta al encontrarme con piernas igualmente boquiabiertas
río o sonrío
río con peces
son río con alguien
o cuando son los peces yo son los rios.

*
Preguntas y oraciones

Tremendo.
El dolor lumbar.
El ardor ocular.
Los pasantes que no pasan.
Las monjas que todas son sanas
Las curiosas moralejas que se leen en los libros
Los rios que fluyen
Los sinsentidos de mis chistes
Las caricias en la espalda
Un domingo abrazada
La salmonella que nunca me toco
El truco sin mentiras
La milonga de fernet
¿Qué harían las bicicletas si no pudieran rodar en la
/ciudad?
¿Cómo los payasos no se suicidad en invierno?
¿Por qué lo bueno se asemeja al vuelo de la
/mariposa?
¿Hay cuerpos calientes?
¿Dónde se encuentra la mansión subterránea de
/Antígona?
¿El destierro sigue apresando el alma de mis
/contemporáneos?
¿Hay preguntas sin sentido?
¿Se llaman las voces del pasado con los llantos?
¿Quisiéramos trasmutar?
¿Podríamos levar?
¿Acaso la incertidumbre es motor vital del instinto?
¿Dejamos al animal lejano?
¿Somos lienzos plasmados?
¿El espanto produce espasmos?
¿Ser grande es ser gordo?
¿El hoy es un yo mudo?
¿Cuantos cuentos te contaron al dormir?
¿Usar medias de red prestadas es promiscuo?
¿Sin luz podré nadar?
*
Silbidos cándidos abren la simbiosis
El primer día despierta acéfalo
las cabalas ordinarias se disuelven
no se olvidan
se disuelven
todo se independiza en un tiempo mayor
(donde se me ajena hasta tu voz)

cabizbaja froto la curiosidad de ser palpable
percudida a la fácil potencia
plegadiza y disminuida al pasar
untada en los diábolos arpegios
a veces lloro otras ni lo noto
y mi meñique que inhibe desaparecer

bultos gentiles me atropellan para continuar
caníbales y verdes plagas
esto me anda sin velocidad específica
esto me da muestras de tus manos lentas y profundas
de mi globo redondeado y picudo como pera
del picaporte extendido en nasos violetas como aspirantes a lo genital

¿quién quería observar el paisaje?
parpadeo más de cien veces
y se libra el horizonte
al fín, al fín aquí.




*
(se mató like libélulas haciendo el amor).

Siendo una débil libélula torció su cuerpo para permitir un vals.
Bailarina de vestido negro que menea a su luto hasta desvanecerse.
Soy esa última lágrima, no me retengas más, déjame caer.
Sensual aunque sufra su cuerpo canonizado.
Déjame entrar a tu desierto.
En tu centro quiero hallar mi cristal, en tu panza quiero hallar la miel.

ETÉREA COMO EL HELIO VOY
Mi vagina es infinita y te mira ansiosa penetrante andar.

ETERNA COMO EL AIRE SERÉ.
Le bailó al luto hasta terminar por derretir en sangre y sal
*
Caen sobre los círculos de mi pecho pintas de pistacho
Bajo la ventana un calentador cruzado por barras de fuego se conecta a mis despabiladas onomatopeyas
Yo soy dos
El pez boquiabierto con sed también lo es.
de gran binomia mundial
Grandes gelatinas inter satelitales
entonces nace una lengua (me digo bocona)
Primero despierta una cascarrabia que se escondía entre
/los elefantes de mi vientre
segundo estremece sin frío al ojo arrugado que se
/imantaba al mundo planos
Se plasma la figurita de orión
las estrellas se puntean para facilitar el camino
un brillante señala la entrada y marca los pasos del andén
aseguraría que en una dimensión otra se viaja en tranvía,
(pero sin equipaje)(pero con masitas).
allí afuera la cola se escurre como patas de rana
una oruga enroscada gira sin fin
un renacuajo de orejas transparentes me saluda en el
/despegue
el viento se acumula vaporoso en el piso
para despedir a mis piernitas que se vuelan ligeras
ya en velocidad logro arrancar una raíz del pasto.
para ponerla entre mis dientes, (ya son lunas)
se me cae el sombrero bien londinense (bien violeta).
lo taqueo y lo dejo caer lejos en el mar, (es la panza de una
/ballena tomando sol)
con el pulgar liso de huellas trazo mi futuro
lleno de glóbulos de colores y conejos.
Saludo con las risas de mis costillas a los pequeños frutos
/de los árboles
y tengo sexo amoroso con las nebulosas que me invitan a
/su orgía estelar
micro galaxias se desprenden de mis poros
las mismas que en la tierra me guardaba angurrienta
conozco otras vidas,
astronauta un sapo se escucha croar
(tirita erres)
desmantelo al negro infinito que me hace nadar en la cero
/gravedad
un hijo de gas me separa las rodillas
sus pecas viajan años luz
(es que es ayer).
se tarda en llegar al día que termino.
Una recta flúor indica el retorno
mis articulaciones ya se destornillan
los labios de abren para recibir sudor
brotan sin más
*
Un ala atraviesa el músculo colorado que se envuelve de
/sabia roja
una punta luna se clava mitando el órgano
dos bahías sangre se arrinconan en el pecho
nados en finos segmentos de opresión
duquesas de arpíos fundamentos circuncisan la unión



*
claros fragmentos se suelen marear al raspar el viento
/contra mi sed
huyen y aplauden a las esperas de nichos floreados
Ajena hasta al extraño recuerdo
feliz entre magias de la novedad
información extrema que me calla y solo me deja sentir
quizás de esto no sepa hablar. Ni lenguar
hoy siento.
mi excedente se hace visible para arrumar amor.
María Eugenia Pérez Tomas (1985)
Nació en Bs. As. un 6 de enero. Tiene formación en arte dramático y forma parte del laboratorio de investigación interdiciplinaria coordinado por Rodrigo Gomez. Publica y lee sus poemas por primera vez aquí y en la colección Matine de Pájarosló Ed. Dedica estos poemas a su papá, que es psicólogo.

No hay comentarios: